Durante el resto de mi vida

Os dejo un texto que escribí para un concurso hace un mes.

 

Sus ojos se posaron en mí al tiempo que todo mi mundo se detenía. Contuve la respiración y me perdí por completo.
Me perdí de esa forma en la que sabes que nunca vas a volver a encontrarte. Sí, de esa forma en la que algo se rompe y sabes que nunca volverá a ser como antes. Al fin y al cabo, de la única forma en la que una persona merece perderse, sin previo aviso, a toda velocidad y para siempre.
Aquellos ojos reflejaban un mar de inocencia que me despertó por dentro. Me acerqué y lo contemplé, despacio y con calma, como quien observa una obra de arte.
Miré rápidamente a la habitación del hospital, a mi mujer en la cama, sonriéndome, y al volver a posar los ojos sobre mí bebé pude contemplar la mezcla perfecta de sus rasgos propios y los de su madre.
Sus oscuros ojos estaban posados en mí, y fue en ese momento cuando descubrí que todo lo que necesitaría durante el resto de mi vida sería poder llegar a casa y perderme para no encontrarme nunca dentro de esos ojos negros

 

 

restodemivida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s