Dejemos de engañarnos, no hay otra sonrisa que le quede tan bien a mis labios como la tuya.